ENVÍO GRATIS EN COMPRAS MAYORES A $35.000 (Neto de descuentos).

por Amadorablog

Durante todo el año estamos expuestos a la radiación solar, ya sea por un pequeño paseo, de camino al trabajo o al realizar actividades al aire libre. Pero si no tomamos las precauciones necesarias, esta radiación puede ser perjudicial para la salud de la piel.
 

¿Por qué usar fotoprotector?

El fotoprotector es la mejor herramienta que tenemos para protegernos de la radiación UVA y UVB. Ambos tipos de rayos pueden causar quemaduras, irritaciones y lastimaduras en la piel. La exposición prolongada al sol también puede producir manchas y oscurecimientos, como así también envejecimiento prematuro, y agravar patologías como el acné y la rosácea. Usar fotoprotector nos protege a diario de las posibles complicaciones durante la exposición y, sobre todo, previene las lesiones que pueden terminar en cáncer de piel.

Si tenés piel mixta, grasa, con tendencia al acné, y si te gustan los acabados matte con control de brillos, lo ideal es que uses un fotoprotector “toque seco”. Este tipo de fotoprotectores se colocan como una crema pero al absorberse dejan una sensación fresca, liviana y opaca que mantiene a raya el exceso de sebo y el brillo.
Camuflaje UV Toque Seco FPS 50 brinda una muy alta protección UVB y UVA de amplio espectro. Es apto para todo tipo de piel y se ha convertido en el favorito de las pieles grasas. Su absorción es inmediata y protege la piel los 365 del año, con un acabado cómodo y matificante.

Si tenés piel deshidratada, seca y te gusta maquillarte, Camuflaje UV Protect & Prime FPS 40 ofrece una protección con textura completamente invisible. Este fotoprotector se desliza muy fácilmente sobre la piel y deja un acabado sedoso y aterciopelado, ideal para usar antes del maquillaje. Es apto para los fototipos y por su textura transparente no deja rastros blancos.



La nueva Barra Fotoprotectora es apta para toda la familia, incluyendo los más pequeños.

Tiene un acabado humectante y luminoso, fácil de aplicar y sirve para rostro y cuerpo.

 

¿Qué otras zonas debo proteger?

No solo la piel del rostro y del cuerpo necesitan protección frente a la radiación UV: hay zonas muy sensibles como los labios que pueden quemarse rápido y provocar ampollas, irritaciones y ardor. Para esta zona tan delicada existe Camuflaje Labios con FPS 35+: una barra transparente, invisible, que brinda protección a los labios incluso estando maquillados. Puede colocarse como barrera fotoprotectora ante los rayos del sol y las agresiones externas como viento o frío.
Otra zona muy propensa a las quemaduras es el cuero cabelludo. Luego de un día al aire libre es muy común sentir comezón y ardor en las zonas del cuero cabelludo donde hubo exposición sin protección (como gorros y capelinas). Para evitar estas quemaduras, puede aplicarse Camuflaje UV Cuero Cabelludo que cuenta con un aplicador específico para colocar en el nacimiento del cabello y protegerlo de la radiación. Es una bruma fina que no deja residuos y puede usarse en todos los tipos de cabello, siempre rociando a 15 cm de distancia.

Cuidados después del sol

Luego de la exposición la piel puede verse más seca, con mayor temperatura y algo de picazón. El sol puede deshidratar la piel y hacerla sentir tirante o con escamas. Para evitar esta sensación de incomodidad y devolverle a la piel el agua y los lípidos perdidos, es ideal aplicar un producto específico para cuidados post solares. Camuflaje Post Solar es una emulsión de textura liviana apta para cara y cuerpo, sin fragancia, que restablece la frescura y humectación de la piel. Contiene manteca de karité y glicerina para restablecer la suavidad de la barrera cutánea. Puede usarse luego de una exposición prolongada al sol y a diario para mantener la piel ultra hidratada.

 

"Recordá que para lograr una perfecta protección es necesario colocar abundante cantidad de fotoprotector para que su cobertura sea pareja, y reaplicar cada dos horas de exposición al sol y/o después de sudoración intensa, luego de nadar o bañarse."